PECADOS EN OFERTA

Uno de los siete pecados capitales:La gula.Un atiborro compulsivo de comida dónde no existe el fin para el paladar, y apenas saboreas lo que masticas. Terry Richardson, el fotógrafo de la revista Vanidad, ha querido ni más ni menos que plasmarlo para que seamos conscientes de lo que supone esta avaricia, un pecado más en la lista.

VOGUE by Terry Richardson

El fotógrafo en cuestión, es uno de los más buscados para las revistas de tendencias, y jóvenes.Le han llovido ofertas para las campañas de publicidad: H&M con Shasa Pivovarova, Josh Beech para Pul&Bear, o Cole Mohr para Fiasco. Sabe captar todo aquello que llama la atención del público.

Un público sometido a la publicidad del fast-food, dónde las hamburguesas, las pizzas, los helados y los dulces son los alimentos en el punto de mira y embobamiento de todos; chocolate fundido, el helado cremoso que a veces derretido se desliza por los dedos, la guindilla de los batidos y la leche condensada de esos cafés expresos.


Pero él no sólo ha querido fotografiar a los modelos ya conocidos, sino también al presidente de los estados Unidos de América, Barack Obama. El gran Obama. Nuestro querido Terry Richardson, tuvo que luchar duramente contra las drogas y la esquizofrenia que padecía durante varios años. Sú única salida, fue dejar todo aquello y volcarse fielmente a la fotografía, la pasión de su vida.

Mucha temática sexual, violenta y real, así se define el estilo de este dollar de la estética criada en los Ángeles…Con unos objetivos muy concretos para el futuro; continuar con sus publicaciones de libros de moda, seguir trabajando con las revistas Harper’s, Baazar, Vogue, Vanity Fair, Vanidad y Neo2. Una voluntad que sólo él puede prometerse, y que quizá algún día, llegue a estar al mismo nivel que el peruano Mario Testino.

Emma de Lara

Anuncios