HÉRCULES Y SUS FIELES

No son los cuerpos corpulentos de la batalla de Troya, ni aquellos personajes de la leyenda de la “Odisea” de Homero, pero sí los músculos guerreros de la revista Hércules Magazine. Ellos vuelven a retomar sus armas junto  a las diosas de la lencería cara y divina. Una ayuda para incitar la compra del nuevo número “Uomini”, la última joya del fotógrafo Mariano Vivanco.

HÉRCULES MAGAZINE

Esbeltas, escuetas, llamativas en sus facciones y conocidas. Mejor dicho, reconocidas. Sin ningún tapujo, todos han querido mostrar su lado más virgen. Desnudos, con gestos sorprendidos y con una sola prenda para hipnotizar a cualquier lector, desde sus inicios en el año 2006.

Hércules Magazine 2010

Matteo Guarise o Alessandra Ambrossio han sido la mejor fusión en los últimos números. El erotismo sin censura por el fotógrafo Mariano Vivanco ha marcado la mente en escala de grises a todos sus seguidores fieles de la revista. Un amago y recuerdo al reconocido conejito Playboy de Hugh Hefner. El bonachón de la revista más picante junto a su enemigo Penthouse.

HÉRCULES Magazine

El erótico Mariano Vivanco, ya ha sacado a la venta el libro de fotografía que se llevaba esperando ya mucho años. Con el nombre bautizado “Uomini”. Una recopilación de las mejores poses, escenas, y perspectivas de la no censura dónde todos los que le echemos un vistazo, este asegura que nos dejará sin habla.

by Mariano Vivanco for HERCULES Magazine

Los famosos Hot Models vienen con su respectivo título asignado, para dejar que la imaginación del lector se quede abierta y llegue a la cúspide de la intuición, puesto que la cara del modelo es un segundo plano, y lo que realmente vale es el cuerpo, el entrenamiento, el tiempo dedicado, y el sudor que se desliza gota a gota…

"FOLLOW MY RULES" by Mariano Vivanco

Pero quizás esta fue la fotografía más enviada, copiada, y modificada por millones de usuarios. El subtítulo “Follow my rules” dónde ellos aún vestidos cumplían una sola regla, observar y admirar a la chica, dónde el placer se husmeaba por el vicio, y por qué no, en el doble sentido…

 

Emma de Lara

Anuncios